Homepage - Trabajadores sexuales masculinos - Tu cuerpo - El sexo seguro - Técnicas sexuales extremas
lista
Trabajadores sexuales masculinos

Técnicas sexuales extremas


  • Lo que para una persona es extremo, quizás para otra no lo es tanto.
  • Pero al tener sexo extremo, se fijan nuevos límites y se experimenta. 
  • ¡Lo importante es mantener la seguridad para ti y tu cliente! 
  • Algunos actos exigen conocimientos y destrezas. Sin ellos, el ejercer estos actos conlleva a tomar riesgos extremos en la  seguridad .

 

Cateterización (introducción de una manguerita en la vejiga)

  • Este acto está exclusivamente reservado a personal médico competente. 
  • Si, de lo contrario, aplicas la cateterización durante tu juego sexual, sé consciente de que se trata de un acto de alto riesgo. 
  • Es posible que penetren microorganismos y además podrás causar daños internos.
  • En consecuencia, nunca practiques la cateterización a tu cliente durante el acto sexual.

 

Jeringas e inyecciones

  • Ten cuidado con el uso de jeringas. Este acto también está reservado únicamente a personal médico competente. 
  • Si a pesar de ello utilizas jeringas, deséchalas en un depósito especialmente previsto para éstas. 
  • Nunca las tires sueltas en el basurero. Nunca inyectes algún líquido a tu cliente durante el acto sexual.

 

Piercing

  • Nunca apliques piercings (temporales) durante el acto sexual ya que es prácticamente imposible aplicarlos de forma correcta y esterilizada. 
  • Existe el riesgo de que la herida se contagie e infecte.

 

Afeitar

  • Si el afeitarse forma parte del acto sexual, procura no causar heridas al afeitar a tu cliente.
  • Si a pesar de ello se causa alguna herida, límpiala, p.ej. con Iso-Betadine o alcohol de un 70 %, y cúbrela con una tela adhesiva. Evita el contacto con la sangre y el líquido de la herida.
  • Cambia las hojas de afeitar desechables después de afeitar a cada cliente a fin de prevenir un contagio con hepatitis B y VIH .
  • Inmediatamente después de su utilización, desecha las hojas de afeitar en un depósito para jeringas. Nunca las tires a una bolsa de basura. 
  • Sin embargo si lo haces envuélvelas bien, p. ej. en papel periódico. Procura sobre todo que nadie se lesione.
  • Si utilizas una máquina con hojas recambiables, limpia las hojas  con alcohol de un 70%.

 

Bondage ( atar o ser atada)

  • En caso del bondage la confianza mutua desempeña un rol importante. 
  • Nunca te dejes atar por un cliente que no conoces o en quien no confías. 
  • Llega siempre a buenos acuerdos con tu cliente (p.ej. sobre cuán firmes se pueden jalar las cuerdas y sobre el sexo seguro).
  • Utiliza de preferencia cuerdas de materiales naturales y no de nylon.

 

Fisting (fist-fucking, con el puño)

  • En caso de fisting anal, existe el riesgo de contagio con hepatitis A por el contacto con los excrementos. 
  • Por eso, siempre utiliza un guante de látex y aplica suficiente lubricante (a base de agua) en el guante, el ano o la vagina. 
  • No te olvides que al practicar el fisting, corres el riesgo de tener heridas internas. Ya que la mucosa del ano o de la vagina es muy fina, surgen fácilmente pequeñas rasgaduras. Por esta razón, el riesgo de infectarte con una ITS (incluido el VIH!) es muy alto.
  • Muchas veces, al practicar el fisting se utilizan lubricantes grasosos. Éstos afectan los condones. Además, también puede afectar el guante de látex. Ten cuidado si deseas tener contacto sexual después del fisting. 
  • Este contacto sexual es de muy alto  riesgo  ya que el lubricante grasoso sigue presente en el ano o en la vagina. Es mejor esperar un día antes de tener sexo vaginal o anal.

 

Urolagnia (ducha dorada)

  • Cuando los orines entran en contacto con las mucosas de la nariz, los ojos, el ano o la boca, puedes contraer una ITS (p. ej. hepatitis B). 
  • El contacto de la piel con los orines no es dañino. 
  • Lávate la piel después del acto con agua y jabón.

 

Coprofilia – ingerir heces  (scat)

  • Las heces siempre están contaminadas con bacterias y a veces con virus y parásitos. Cuando ingieres heces, puedes contraer hepatitis A.
  • Evita ingerir las heces y lávate minuciosamente  las manos y  los genitales antes y después del acto sexual .
  • Cuidado: también el beso negro puede causar una infección de hepatitis A.

 

Tragar esperma y jugo vaginal

  • Tanto el esperma como el jugo vaginal pueden estar contagiados con bacterias y virus dañinos.
  • Evita tragarlos.

 

Uso del consolador o vibrador

  • Al introducir un consolador o vibrador a tu cliente, cúbrelos siempre  con un condón . 
  • Toma precauciones para que la  sangre, esperma, líquido preseminal o saliva de tu cliente no entre a tu cuerpo. 
  • Es decir, presta atención cuando quieras introducirte el consolador que utilizaste con tu cliente . 
  • En este caso tendrás que utilizar un nuevo condón.
  • Limpia minuciosamente los juguetes sexuales después de su utilización con cada cliente. 

 

Uso de un espéculo (p. ej.espejo de dentista)

  • Lo mejor es que utilices espéculos desechables. 
  • Cuando utilizas espéculos de plástico o de metal, límpialos y desinféctalos minuciosamente. 

 

Enema (lavado intestinal)

  • Es posible enjuagar el ano y los intestinos antes del sexo anal.  
  • Es fuertemente desaconsejable la utilización del enema después de haber tenido sexo inseguro. 
  • Existe un alto riesgo de que el esperma y la sangre lleguen a los intestinos en lugar de ser evacuados.

 

Sexo sadomasoquista (s.m.)

  • En caso de eventuales heridas, presta atención en que la sangre, la secreción de la herida y las secreciones corporales no sean intercambiadas.
  • Utiliza únicamente objetos que se puedan limpiar bien. Presta atención a la hora de comprar los juguetes sexuales fijándote en que éstos sean fáciles de limpiar. 
  • Cuando utilizas objetos sexuales , deberás limpiarlos después de su utilización con cada cliente.