Homepage - Trabajadores sexuales masculinos - IST - Las infecciones bacterianas - Clamidia
lista
Trabajadores sexuales masculinos

Clamidia

¿Qué es la clamidia?

  • La clamidia es una ITS muy frecuente en Bélgica. 
  • La bacteria se encuentra en la mucosa del pene (uretra), vagina, ano o garganta donde suele causar una infección

¿Cómo se manifiesta la infección?

  • La clamidia es muy contagiosa y, al tener sexo inseguro, puedes transmitir la bacteria a otra persona. Por ejemplo, cuando la mucosa infectada está en contacto con la mucosa del pene, de la vagina, del ano o de la garganta. 
  • Manteniendo sexo oral por ejemplo (contacto entre el pene y la boca) se puede infectar la garganta y teniendo sexo anal (contacto entre el pene y el ano) puede producirse una infección en el ano.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Las molestias se presentan con más frecuencia en los varones que en las mujeres.
  • Generalmente, experimentarás dolor o ardor al orinar. 
  • Sobre todo por la mañana te será posible observar que al miccionar emana de la uretra una excreción aguada (transparente) hasta mucosa (amarillenta verdosa). 
  • A veces experimentarás dolor en el escroto o al defecar. Sin embargo también es posible que no experimentes ninguna molestia. 
  • En caso de una infección en el ano te puede dar picazón y excreción viscosa. 
  • Si la infección se produce en la garganta, además de dolor de garganta, se puede presentar un amargor y un mal aliento.

¿Cómo se detecta la infección?

  • La clamidia puede ser detectada mediante un test de orina, o retirando excreciones de la uretra, del ano o de la garganta.
  • El test de clamidia sólo tiene sentido si se practica a partir de dos semanas posteriores al contagio, debido a que en general, recién entonces se puede detectar la bacteria. Si las molestias se manifiestan claramente, a veces la infección puede ser detectada con anterioridad.

Tratamiento

  • La clamidia se puede curar fácilmente si la tratas a tiempo.
  • Por ello es prudente que te hagas un examen después de un contacto sexual inseguro.  
  • Mientras no estés tratado, puedes seguir contagiando a otras personas.

Comunicar a las parejas

  • Ya que la clamidia se transmite por contacto sexual, es necesario comunicar a tus parejas sexuales de los últimos 6 meses (con quienes no utilizaste preservativo). 
  • Lo mejor es que tus parejas sexuales también se hagan examinar, incluso si no experimentan ninguna molestia. En el caso de estar infectados, es necesario que también recurran a un tratamiento.
  • Ello es importante para prevenir que te vuelvas a contagiar y que tus parejas sexuales contagien a otras personas.
  • Es posible realizar el tratamiento donde el médico de cabecera o en un hospital de ETS cercano.

Consejo laboral

  • ¡Mientras la infección no esté tratada, puedes contagiar a otras personas!
  • Es posible que permanezcas contagioso hasta más o menos una semana posterior al tratamiento. 
  • Es aconsejable no mantener relaciones sexuales durante la semana del tratamiento, para que las mucosas puedan descansar y curarse.
  • En caso de presentarse un contagio anal, no mantengas relaciones sexuales por esta vía. Si la infección se presentara en tu garganta, es mejor que no tengas sexo oral. Lo que sí es seguro durante el tratamiento es masturbar. Puedes volver a trabajar una semana después del tratamiento.
  • Después del tratamiento, la infección de clamidia habrá desaparecido. Ponte en contacto con tu médico si después del tratamiento las molestias continúan o vuelven. Es posible que en ese caso haya otra ITS.
  • Si tienes una pareja fija, sigue teniendo sexo seguro hasta que tú y tu pareja hayan sido tratados y que eventuales tests no hayan detectado otras ITS.

 

 

Las infecciones bacterianas