Homepage - Trabajadoras sexuales - IST - Infecciones virales - Verrugas genitales
lista
Trabajadoras sexuales

Verrugas genitales

¿Qué son las verrugas genitales?

  • Las verrugas genitales (condylomata acuminata) se transmiten por contacto sexual. 
  • Son muy contagiosas pero benignas. 
  • Éstas se presentan de color rosado/rojo hasta gris/blanco alrededor de los genitales o del ano. 
  • Las verrugas tienen un diámetro de 1 hasta 5 mm y como están muy cerca una de la otra, la superficie tiene un aspecto de coliflor.

 ¿Cómo se manifiesta?

  • Las verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano (VPH) tipo 6 y 11. 
  • Este virus se transmite a la piel o a la mucosa al tener relaciones sexuales (tocar, frotar). 
  • El uso de un preservativo no puede excluirlo por completo ya que las verrugas también pueden situarse fuera del borde del preservativo. 
  • También es posible contagiarse al contacto con los dedos o utilizando la toalla o manoplas para el baño de una persona que tiene verrugas genitales.

 ¿Cuáles son los síntomas?

  •  Las verrugas no se manifiestan en todas las personas contagiadas con el virus.
  •  A veces las verrugas pueden demorar en presentarse uno hasta ocho meses posteriores al contagio. 
  • Por lo general las verrugas sólo tienen un aspecto estorbante, pero a veces también te pueden provocar picazón, dolor o ardor y excreciones de la vagina o uretra. 
  • En las mujeres sucede que son apenas visibles porque se esconden entre los labios vaginales, pero también pueden presentarse alrededor del clítoris o del ano. 
  • Asimismo pueden brotar verrugas en la vagina y en el cuello uterino. 
  • En los varones las verrugas saltan más a la vista porque suelen encontrarse en el pene y alrededor de la base de éste, a la salida de la uretra, en el escroto o alrededor del ano. 
  • En caso de sexo anal, las verrugas pueden presentarse en el ano o el perineo.

¿Cómo se detecta la infección?

  • Las verrugas son visibles a simple vista y pueden presentarse en distintos lugares alrededor de los genitales. Quedan inmediatamente descubiertas.

Tratamiento

  • Las verrugas genitales son contagiosas, en consecuencia es mejor seguir un tratamiento. 
  • Es posible aplicar una crema sobre las verrugas o que el médico aplique un líquido o las congele. 
  • La elección del tratamiento dependerá de la talla y de la cantidad de verrugas que tienes. 
  • Cuando las verrugas se encuentran en la profundidad de la vagina o del ano, se necesita un tratamiento especializado. En este caso, te derivarán a un dermatólogo, ginecólogo o cirujano. 
  • ¡Es posible que las verrugas vuelvan a presentarse después del tratamiento!

Comunicar a las parejas

  • Como las verrugas genitales son contagiosas, deberías informar a tus parejas sexuales. 
  • Si tu pareja aún no está contagiada, puedes intentar prevenirla, por ejemplo no teniendo relaciones sexuales cuando tienes verrugas. 
  • No es necesario comunicar a las parejas sexuales anteriores.

Consejo laboral

  • Ya que las verrugas genitales pueden presentarse en lugares que no son cubiertos por un preservativo, pueden transmitirse fácilmente. En otras palabras, no debes tener sexo oral, vaginal o anal cuando tienes u observas verrugas.
  • Cuando las verrugas hayan desaparecido, podrás volver a trabajar, pero existe el riesgo de que sigas transmitiendo el virus. Por ello siempre tendrás que utilizar un preservativo al mantener sexo vaginal, oral y anal.