Homepage - Trabajadoras sexuales - Trabajar en la prostitución - Sexo seguro - Técnicas sexuales
lista
Trabajadoras sexuales

Técnicas sexuales

Sexo vaginal (íntimo, fornicar)

  • No solamente fornicando, sino también a través del frotamiento de los genitales o al “fornicar en seco” puedes adquirir una ITS. 
  • Utiliza siempre un condón con código CE y un lubricante a base de agua.

Sexo anal (fornicar por el ano, a la griega)

  • El sexo anal puede ir acompañado de mucha fricción. Debido a ello, el condón puede rasgarse con facilidad. 
  • Utiliza siempre un condón aprobado y un lubricante a base de agua.

Felación (a la francesa)

Al tener sexo oral sin condón, también eres vulnerable a las ITS. El esperma y el líquido preseminal pueden estar contagiados con bacterias y virus dañinos (p.ej. sífilis, clamidia, gonorrea, VIH,  hepatitis B). También es posible que contraigas una ITS en la garganta. Por ello utiliza siempre un condón con código CE.

Sexo oral (lamer la vagina)

  • Si tu cliente te lambe, corres poco riesgo de contraer una ITS. 
  • Sin embargo, fíjate si el cliente tiene vesículas o heridas en los labios. 
  • A veces, en el jugo vaginal se hallan presentes bacterias y virus dañinos como la clamidia, la gonorrea y la hepatitis B. 
  • En otras palabras cuando tú lambes a alguien, corres el riesgo de contagiarte. 
  • ¡Aunque el riesgo es bajo, siempre está presente! 
  • Además, al estar una mujer con sus reglas, el riesgo de que ella transmita una ITS por vía de la sangre menstrual aumenta. 
  • Lo mejor es que utilices una toallita para sexo oral o un condón cortado por lo largo. Cubre tu vagina con esta toallita. También puedes utilizar folio de plástico para alimentos. En este caso, ¡asegúrate de que el folio no esté agujerado!

Masturbación

  • Masturbar sin condón es seguro. 
  • Cubre con una tela adhesiva las heridas que estén presentes en tu mano. 
  • Si el esperma llega a tus manos lávatelas.

Introducir el dedo en la vagina

  • Si los dedos de la mano de tu cliente están limpios, puede introducirlos en tu vagina sin condón. 
  • Por ello, siempre pídele a tu cliente que se lave las manos. 
  • Cubre con una tela adhesiva las heridas presentes en la piel de tu cliente. 
  • Utiliza lubricante a base de agua en caso de tener la vagina reseca. 
  • Si de todas maneras deseas que  tu cliente utilice un condón, adquiere en la farmacia o en la mediotheek un condón para el dedo (choza o taburete para el dedo).

Introducir el dedo en el ano

  • Utiliza un condón para el dedo o ponte un guante fino de látex. 
  • ¡Utiliza siempre un lubricante!
 
  • Si deseas introducir el dedo en la vagina luego de haberlo introducido en el ano y viceversa, utiliza siempre un nuevo condón para ello a fin de evitar que desplaces alguna ITS o que lleguen bacterias intestinales a tu vagina. 
  • También deberás  aplicar nuevamente lubricante.

Beso negro (lambido anal)

  • Al lamber el ano no hay riesgo de VIH, pero sí de hepatitis A y B.  
  • Por eso utiliza siempre un trozo de condón o una toallita para sexo oral para cubrir el ano. 
  • Utilízala también al lamer los testículos. También puedes utilizar folio de plástico para alimentos. 
  • En este caso, ¡asegúrate de que el folio no esté agujerado!

Besar (besar con lengua, beso francés)

  • ¡No beses si observas vesículas, úlceras o costras en o alrededor de la boca de tu cliente o si tú misma las tienes! 
  • Probablemente, uno de ustedes tiene herpes labial, causado por el virus de herpes que se transmite fácilmente al besarse.

Masaje cuerpo a cuerpo

  • Es posible efectuar este masaje sin condón pero procura que el esperma no llegue a tu boca, vagina u ojos. 
  • Al “montarse al cuerpo” y “ correrse (venirse) entre los senos” (pajazo ruso), es aconsejable utilizar un condón.
  • Retira todo el aceite para masajes antes de que éste último se convierta en un acto sexual. 
  • El aceite para masajes contiene mucha grasa. El aceite y la grasa afectan los condones o guantes de látex, en consecuencia, éstos se romperán fácilmente.

Tríos o cama redonda

  • Al cambiar de pareja, utiliza siempre un nuevo condón. 
  • Cambia también de condón al cambiar de pose: de oral a vaginal o anal y viceversa.  
  • Vuelve a aplicar lubricante a base de agua al cambiar de pareja.

Distintas técnicas consecutivas:

  • Al cambiar de técnica, por ejemplo de anal a vaginal, utiliza siempre otro condón  y aplica nuevamente lubricante. 
  • De esta forma evitarás que las bacterias del ano lleguen a la vagina.