Homepage - Trabajadoras sexuales - Trabajar en la prostitución - Sexo seguro - La higiene personal
lista
Trabajadoras sexuales

La higiene personal

La flora vaginal

Los olores vaginales discretos son completamente normales y varían durante el ciclo menstrual, el embarazo, los cambios hormonales y la excitación sexual.

Este grado de acidez natural constituye una protección contra el crecimiento de bacterias dañinas. En consecuencia, es muy importante perturbar al mínimo la situación natural de la vagina. En general, las bacterias dañinas son las responsables de los olores desagradables.

Al lavarte demasiado la vagina con jabón, perturbas el equilibrio natural de la vagina. Del mismo modo, el uso de ciertos medicamentos puede causar la perturbación del equilibrio (p.ej. antibióticos).

 Duchas vaginales

El hecho de exagerar con la higiene íntima y/o de tener una flora vaginal perturbada, puede causar en muchas mujeres (a menudo de forma desapercibida) una vaginosis bacteriana.

  • Esta afección inocente (cuidado: en el embarazo ésta deberá ser tratada siempre) causa una excreción gris/blanca y un mal olor en la vagina. 
  • Sin tratamiento la vaginosis bacteriana puede demorar algunas semanas e incluso algunos meses en desaparecer .
  • Las mucosas de la vagina necesitan un lapso de 24 horas para recuperarse. 
  • Por ello en lo sucesivo, sólo enjuaga tu vagina con agua tibia y evita usar jabones, lociones o sprays.

 Duchas anales

A menudo antes de tener un contacto sexual anal pasivo, algunas personas suelen tomar una ducha anal para limpiarse.


Cuidado, porque ello sí representa un peligro!

  • De todas maneras, no lo hagas cada día ya que ello puede perturbar tu flora intestinal.
  • No utilices jabón ni químicos para lavarte. Éstos también perturban la flora intestinal y pueden afectar las paredes intestinales causando pequeñas heridas que pueden constituir  una puerta de entrada para las infecciones.
  • Enjuaga el ano solamente con agua tibia (temperatura corporal), utilizando una botella/cántaro disponible en la farmacia.
  • Nunca conectes la manguera al grifo, ¡la presión es demasiado alta!
  • Si trabajas en un club, nunca utilices un cabezal de ducha el cual también puede ser utilizado por otras personas.