Trabajadores sexuales masculinos

VIH

¿Qué es el VIH?

    • VIH es la abreviación del virus de la inmunodeficiencia humana. Éste es el virus que finalmente causa el SIDA. 
    • El virus afecta el sistema inmunológico del cuerpo. A principios, se hace de forma desapercibida, pero conforme pasa el tiempo, el cuerpo va perdiendo su resistencia frente a otras enfermedades. 
    • Ya que se debilita la resistencia, pueden suscitarse fácilmente infecciones y afecciones como inflamaciones de la piel y de los pulmones así como pérdida de la memoria (demencia). En esta fase, la enfermedad se llama SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida).

    ¿Cómo se manifiesta?

      • El virus de VIH se encuentra en la sangre (de menstruación), el esperma, el líquido preseminal, el flujo vaginal y en la leche materna de la persona contagiada. 
      • El virus se puede transmitir a otras personas de distintas maneras:

      1.Al tener sexo inseguro:

      • Al tener sexo vaginal o anal (contacto entre pene y ano) sin preservativo y al tener sexo oral (contacto entre la boca y los genitales masculinos o femeninos) sin preservativo o toallita para sexo oral.
      • O si la sangre, el esperma o el jugo vaginal contagiado entra en contacto con la mucosa de la otra persona (por ejemplo por los dedos o por un consolador al masturbar consecutivamente a la otra persona y masturbarse).

      2. Si la sangre contagiada va a parar en la corriente sanguínea

      • Por ejemplo si los drogadictos utilizan las agujas infectadas de un tercero, o si por accidente el personal médico se pincha con una aguja infectada.

      3. De madre a hijo:

      • Una madre con VIH puede transmitirle a su hijo el virus durante el embarazo o el parto por vía de la sangre, o ulteriormente dándole el pecho.

      Sibias:

      • El VIH no se puede transmitir por la saliva, el sudor, las lagrimas, los orines o las heces, a no ser que en éstos se encuentre sangre (visible) que llegue a parar de forma directa a la corriente sanguínea de otra persona.
      • No contraerás VIH simplemente al tomar de la taza de otra persona infectada, tampoco por un ataque de tos, picaduras de insectos, al estar en contacto en la piscina o con la tapa del inodoro. En el trato diario de los demás (por ejemplo: compañeros de casa o colegas) no existe riesgo de transmisión del VIH.

      ¿Tienes temor al contagio?

      • Cuando has mantenido contacto sexual inseguro y te encuentras preocupada por un posible contagio de VIH (p. ej. cuando sabes que tu cliente es VIH-positivo), lo mejor es ponerte inmediatamente en contacto con un hospital especializado (ARC). 
      • Tienes que empezar cuanto antes (dentro de las 72 horas) a tomar PEP (Post Exposure Profylaxe), para disminuir el riesgo de una infección del VIH. Ello significa que durante algunas semanas, tendrás que seguir una terapia antirretroviral. 
      • Ya que esta terapia causa ciertos efectos secundarios desagradables, los PEP sólo se recetan si has corrido un riesgo comprobable, es decir, ¡no después de cada contacto inseguro!

      ¿Cuáles son los síntomas?

        Una infección de VIH puede transcurrir de 2 maneras

        1. Eres seropositivo sin que lo sepas:

        • Si eres seropositivo, ello no significa que necesariamente tengas los síntomas. Es posible que sigas viviendo varios años de forma sana pero entretanto puedes contagiar el VIH a terceros. 
        • Cuando aumenta la cantidad de partículas del virus en tu sangre, tu resistencia disminuye y las molestias comienzan a manifestarse. Es posible que éstas se manifiesten luego de 2 años, pero los síntomas pueden demorar incluso más de 10 años en presentarse. 
        • El lapso en el que no presentas ningún síntoma varía de persona a persona y no se puede predecir en absoluto. 
        • La fatiga, el sudor nocturno, la pérdida de peso, las glándulas hinchadas, la diarrea pueden indicar que se trata de una infección. 

        2. Has efectuado un test de VIH y sabes que eres seropositivo:

        • Te derivarán inmediatamente a un aidsreferentiecentrum (ARC o centro de referencia para el SIDA) 
        • Donde al examinarte la sangre regularmente, seguirán el desarrollo de la infección de VIH. 
        • Si fuera necesario se iniciará un tratamiento al percatarse de que tu sistema inmunológico está demasiado débil.

        ¿Cómo se detecta la infección?

        • Una infección de VIH se detecta mediante un examen de sangre. Después de un contagio, recién al cabo de 3 meses se puede detectar con seguridad si se ha producido una infección de VIH en la sangre. 
        • Es decir, si quieres saber si estás contagiada por el VIH después de haber tenido sexo inseguro, sólo podrás hacerte un test de VIH al cabo de 3 meses. Antes, no es posible descartar con seguridad si estás infectada con el virus. 
        • Si durante el examen de VIH se encuentran anticuerpos en tu sangre, ello quiere decir que eres seropositiva. Cuando el test es positivo, se ejecuta un test de control suplementario. Cuando éste también es positivo, se puede confirmar con seguridad que estás contagiada con el VIH.
        • Es posible que en algunos centros ya se efectúe antes un test de VIH. Al ser negativo este test, es importante volver a hacer un control después de 3 meses, ¡porque posiblemente la infección de VIH aún no es perceptible en la sangre!

        Tratamiento

        • Las posibilidades de tratamiento de una infección de VIH (y de SIDA) han venido mejorándose los últimos años. 
        • Aún no se han encontrado medicinas que puedan matar el virus. Pero a la mayoría de las personas un tratamiento prolongado e intensivo con distintos medicamentos (inhibidores de fusión) les ayuda a frenar el virus en su organismo. 
        • Si los medicamentos dan buenos resultados, las molestias se te presentarán luego de mucho tiempo, vivirás más años y tendrás una nueva perspectiva para el futuro. 
        • Sin embargo los medicamentos utilizados tienen efectos secundarios. Tampoco se sabe mucho sobre el funcionamiento de los medicamentos a largo plazo. 

         

         ¡¡Interacción VIH e ITS!!

        • Cuando estás contagiada con el virus VIH, eres mucho más vulnerable a contraer otras infecciones de transmisión sexual. 
        • Ya que tu resistencia está afectada, estas otras infecciones tendrán un transcurso más grave. 
        • Del mismo modo, cuando tienes una ITS estás más sensible a contraer una infección de VIH. 
        • Sobre todo cuando tienes sífilis el riesgo a infectarte con el VIH incrementa.

        Comunicar a las parejas

        • Ya que el VIH es una infección que conlleva a consecuencias graves, es importante comunicar a las actuales y anteriores parejas sexuales para que éstas también puedan tomar medidas. 
        • Deberán mantener sexo seguro a fin de evitar que contagien a terceros y del mismo modo someterse a un examen de VIH.
        • Si se comprueba que ellos también son seropositivos, podrán hacerse tratar y comunicar a sus parejas sexuales (anteriores). Es posible pasar un examen donde el médico de cabecera o en un soa-kliniek (hospital de ITScentro Elisa.  
        • Si hubiese la posibilidad de que terceros hayan utilizado tus agujas o jeringas, deberás también comunicar a éstos.

        Consejo laboral

          • Si continúas trabajando utiliza SIEMPRE un preservativo. Es decir al mantener sexo vaginal, oral y anal. 
          • Asimismo cuando tu pareja sexual es seropositiva deberás utilizar siempre un preservativo
          • Es aconsejable dejar de trabajar en el sector erótico. Si necesitas alguna ayuda al respecto, puedes contactar con alguna de las distintas organizaciones GhaproPasop, EspaceP.